Terapias

Infórmate sobre las terapias

Terapias meditativas

Terapias integrativas

P

Complementos

¿Qué es una terapia alternativa?

En un sentido amplio, las terapias alternativas son aquellas que complementan la medicina tradicional o medicina alopática y que son utilizamos juntamente con ésta.

Otra definición, dada por la Organización de la Salud, describe las terapias alternativas como aquellas que “hacen referencia a un grupo amplio de prácticas sanitarias que no forman parte de la tradición de un país o no están integradas en su sistema sanitario predominante”.

Según la OMS se trata de “prácticas, enfoques, conocimientos y creencias sanitarias diversas que incorporan medicinas basadas en plantas, animales y/o minerales, terapias espirituales, técnicas manuales y ejercicios aplicados de manera individual o en combinación para mantener el bienestar, además de tratar, diagnosticar y prevenir las enfermedades”.

En general, se acude a una terapia alternativa cuando la medicina alopática no es capaz de encontrar alivio si no es mediante grandes dosis de medicamento con escasa eficacia.

Podemos agrupar las terapias alternativas en los siguientes grupos:

  • Basadas en las medicinas alternativas: Sistemas completos de teoría y práctica médica bien documentada. Aquí podemos incluir los siguientes: Dentro de la cultura occidental tenemos la homeopatía, los aceites esenciales o la naturopatía, además de multitud de campos dentro de la medicina tradicional china, como la acupuntura y el Ayurveda o antigua medicina tradicional de la India.
  • Basadas en la mente y el cuerpo: Sistemas que estudian la capacidad que tiene nuestra mente para influir en el funcionamiento de nuestro cuerpo. Algunas de ellas ya forman parte de la medicina tradicional, como por ejemplo la terapia cognitivo-conductual. Otras son todavía consideradas alternativas, aunque gracias a las evidencias que muestran los estudios científicos están cada vez más aceptadas dentro de la medicina tradicional, como el yoga, la meditación, la kinesiología, el tapping o la sofrología.
  • Basadas en la biología: Utilizan sustancias de la naturaleza para sanar y mejorar la calidad de vida de las personas. Nos referimos a la fitoterapia, a los suplementos nutricionales o a las vitaminas, que en muchos casos ya forman parte de la prescripción farmacológica habitual en el mundo de la medicina alopática.
  • Basadas en la energía: Trabajan sobre la base de la energía del biocampo y se administra mediante presión física, acercamiento de objetos sensibles como péndulos o piedras, o directamente canalizado a través de las manos. Nos referimos al Qi-Gong, el Reiki, el Chi-Kung, la terapia floral mediante las Flores de Bach o la biomagnética, a través del uso de imanes.

Basadas en la manipulación corporal: Mediante la manipulación corporal obtenemos beneficios sobre la salud. Nos referimos a la osteopatía, la quiropráctica, el quiromasaje, el drenaje linfático, la reflexología, el shiatsu o el masaje en sus múltiples variantes, como por ejemplo el masaje Raindrop.

Suscripción gratuita

Consulta